miércoles, 5 de febrero de 2014

El peligro de los cigarrillos electrónicos



A estas alturas del blog creo que ha quedado suficientemente claro que el uso del cigarrillo electrónico no comporta más peligro que el que asumimos diariamente cada vez que salimos a la calle. Por eso ya hay múltiples voces que se levantan hacia los verdaderos peligros del cigarrillo electrónico: los derivados de reguladores con poca vista o conflicto de intereses.

Hoy se anuncia en los medios de comunicación la ya adelantada propuesta por parte del Partido Popular de tratar a los cigarrillos electrónicos como al tabaco. Con esta poco inteligente medida se conseguirá que cientos de miles de fumadores que podrían ver en el cigarrillo electrónico una atractiva forma de dejar el consumo del tabaco y cambiarlo por una forma mucho más segura de administración de nicotina, sigan inhalando alquitrán.

Seamos serios. Prohibiendo el uso en lugares públicos del cigarrillo electrónico no se protege a los vapeadores pasivos de las inexistentes consecuencias dañinas para su salud, ni se protege a los ex fumadores de un súbito arrebato por volver al cigarrillo clásico. Se desaprovecha uno de los principales atractivos que tenía el cigarrillo electrónico y que a veces servía como motivo principal para, colateralmente, lograr un sustancialmente menor daño para la salud del consumidor de nicotina. Y se protegen los intereses de las potentes compañías tabaqueras y farmacéuticas que no verán menguar sus beneficios a favor de la hasta ahora pujante industria del vapeo.
El principal peligro cigarrillos electrónicos consiste en no usarlos y seguir fumando. Por eso las medidas legislativas deberían favorecer que estos cigarrillos fuesen cada vez más eficaces, económicos, atractivos y accesibles, de manera que ganasen terreno a los cigarrillos tradicionales.

Medidas como la hoy anunciada van en dirección opuesta.

Pero como lamentarse sin más sirve de poco, animo los lectores a dos cosas:

En primer lugar a apoyar esta iniciativa que puede parar esto en Europa:

http://www.vapeando.com/web/showthread.php?34715-%A1Atenci%F3n!-Vapeo-en-peligro

Y en segundo lugar, a seguir utilizando el cigarrillo electrónico donde quieran, siempre con el sentido común de no producir revuelo y no ganarse una sanción. El vapor del cigarrillo electrónico no hace daño. El humo del tabaco, sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario