viernes, 7 de febrero de 2014

Análisis del documento de la Consejería de Salud de la Región de Murcia

A continuación expongo un análisis íntegro del recientemente publicado documento de la Consejería de Salud de la Región de Murcia. Como ocurre con el documento del ministerio de Sanidad (enlace) y con la directiva europea sobre el cigarrillo electrónico (enlace), está plagado de errores (muchos de ellos repetidos, por lo que repito algunos argumentos que ya han salido en este blog). Voy a subrayar en rojo lo equivocado, en azul lo que yo mismo añada, y a intentar acompañar todo lo que corrija con enlaces a las fuentes. Hago esto porque no sólo importa decir cosas ciertas, sino comprobablemente ciertas, y con toda la aparente discrepancia "científica" sobre los cigarrillos electrónicos, te invito a que te fijes en cada caso en si los argumentos son coherentes, o en si al contrastar las fuentes éstas parecen respaldar lo que aquí lees.

Dejo un enlace al documento oficial por si quieres leerlo íntegro antes de leer el análisis (enlace)


Recomendaciones sobre los cigarrillos electrónicos

Publicado el 03/02/2014 por Centro de Recursos de Promoción y Educación para la Salud (Consejería de Salud de la Región de Murcia)


El uso de los cigarrillos electrónicos se ha incrementado en los últimos años, especialmente debido a la creencia de que son inocuos o bien a que son una herramienta útil para dejar de fumar. Esta información es controvertida, por no decir que es falsa. Ya hay estudios sobre su eficacia para dejar de fumar y sobre lo inocuos que resultan(enlace)

Por ello, y una vez analizada la información disponible por un grupo de expertos en tabaquismo, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Política Social ha establecido unas recomendaciones, dirigidas a la población general, sobre el uso de los cigarrillos electrónicos; Las recomendaciones son las siguientes:

1. Se recomienda a toda la población (cuando termines el análisis, vuelve sobre esta frase) , muy especialmente a menores y adolescentes (en esto todos coincidimos, aunque yo veo a muchos adolescentes fumando cigarrillos normales), no usar los cigarrillos electrónicos. 

¿Por qué?: El cigarrillo electrónico es un dispositivo que contiene sustancias que al ser inhaladas de forma reiterada son nocivas para la salud, entre ellas la nicotina o el propilenglicol. 
Los estudios sobre seguridad de la nicotina hablan de que para alcanzar la dosis tóxica haría falta consumir lo equivalente a treinta veces la dosis diaria, como pasa con el café o el agua (enlace) , y los estudios sobre propilenglicol inhalado hablan de su inocuidad. (enlace) 

Los datos de los que disponemos actualmente sobre los cigarrillos electrónicos nos muestran que tienen efectos perjudiciales para la salud, especialmente a nivel respiratorio

Error: A corto plazo, se ha mostrado que después de 5 minutos de utilización de estos productos, aumenta la resistencia de la vía aérea y disminuye la fracción exhalada de óxido nítrico1. Este patrón de cambios en los mecanismos de las vías aéreas y del óxido nítrico exhalado es similar al efecto producido por la inhalación de cualquier vapor (enlace).  Y similar al efecto de respirar por la boca en lugar de por la nariz (enlace)El aumento transitorio de resistencia de vía aérea no tiene trascendencia (enlace). Además, ese aumento ni siquiera ocurrió en aquellos pacientes en los que sí habría tenido trascendencia: asmáticos y pacientes con EPOC. y, si llevan nicotina, también a nivel circulatorio. Los efectos cardiovasculares de la nicotina incluyen vasoconstricción periférica, con ligero aumento de la frecuencia cardiaca y la presión arterial, menor que la cafeína (enlace).

2. Se recomienda no usar los cigarrillos electrónicos, con o sin nicotina, en ningún espacio de uso público. 
¿Por qué?: El vapor que se elimina al consumir cigarrillos electrónicos contiene componentes químicos que provienen de las sustancias incluidas en los cartuchos recargables. No se trata de simple vapor de agua. Los análisis realizados de estas sustancias muestran que algunas son tóxicas. Efectivamente no es vapor de agua. Nadie serio dice eso. Es vapor de propilenglicol y glicerina como los que se usan en inhaladores o en la niebla de discotecas o teatros. Las trazas de otras sustancias tóxicas está a mucha distancia de ser peligroso. Por ejemplo, se han encontrado pequeñas cantidades de nitrosaminas en los líquidos de los cigarrillos electrónicos, pero en cantidad análoga a un parche de nicotina, 500 veces menos que un cigarro, y 250 veces por debajo del umbral de lo considerado seguro (enlace) Por otro lado, se ha hallado formaldehido, acetaldehído y acroleína en diferentes cigarrillos electrónicosEn el estudio más completo que he leído, el Dr. Burstyn (enlace) hizo estudiar en los cigarrillos electrónicos sustancias químicas que han supuesto preocupación en los últimos años, entre las que se encuentran formaldehído, acroleína, nitrosaminas, metales y etilenglicol, y se encontraban en cantidades tan pequeñas, que no había ningún problema de salud aparente.  Por ello se recomienda no usar  (a la vista de lo escaso del riesgo, cualquiera diría que habría una enorme reducción de daño si, de entrada, se recomendase a todos los fumadores de cigarrillos que se pasen a los electrónicos mientras se deciden a dejar del todo la nicotina) los cigarrillos electrónicos y evitar la exposición a su vapor especialmente en el caso de menores, embarazadas y personas con problemas cardiacos.

3. No se recomienda el uso de cigarrillos electrónicos para dejar de fumar. Aquí la expresión puede confundir. No es lo mismo decir no recomiendo algo que decir recomiendo que no hagas algo. Para lo segundo, habría que probar que es dañino (cosa que como vemos no ocurre, al menos en el grado de dañino que nos lleva a evitar algo: a diario asumimos cierto grado de "daño" inherente al hecho de vivir: no existe el riesgo cero en nada). Para lo primero, basta con aferrarse a que los cigarrillos electrónicos no han seguido el cauce de controles de los medicamentos. Bueno, como tantas otras cosas. El que use caramelos para calmar el ansia cuando deja los cigarrillos también estará usando algo "no recomendado", ya que a nadie se le ocurre comercializar los caramelos como medicamento. Los cigarrillos electrónicos no son un medicamento (enlace). Ahora bien, eso no quiere decir que no sirvan. De hecho, a mucha gente le está sirviendo (mira el principal foro de unos quincemil usuarios de cigarrillo electrónico) (enlace). De hecho, el problema está en definir qué es dejar de fumar. Si se entiende por ello el abandono de cualquier forma de consumo de nicotina, efectivamente el cigarrillo electrónico es ligeramente superior a los parches (enlace), y ambos son poco eficaces (enlace). Ahora bien, si por dejar de fumar entendemos dejar de consumir los tóxicos del humo del tabaco inhalando sólo un estimulante adictivo pero inofensivo a dosis de consumo como la nicotina, entonces las tasas de éxito son más elevadas: más del doble que con fármacos, y en los que no habían dejado del todo el tabaco una gran parte había reducido su consumo (enlace)

¿Por qué?: A día de hoy, los cigarrillos electrónicos no han mostrado que sean un método válido para dejar de fumar  ERROR en realidad ya hay varios estudios que dicen que sí, en mayor medida que los métodos aprobados (enlace) y por eso no han sido aprobados por la Agencia Española del Medicamento ( porque como decíamos, el cigarrillo electrónico no pretende ser un medicamento...) (enlace) Existen métodos que si han demostrado ser eficaces para dejar de fumar y que están autorizados para su uso. Cuando se estudia de manera independiente la eficacia de estos métodos, es baja. De hecho, en un análisis independiente muy completo (enlacede 500 estudios sobre métodos de abandono del tabaquismo, la conclusión clara es que dejar de fumar se está medicalizando excesivamente, convirtiéndolo en algo a tratar con medicamentos, cuando la mayor parte de quienes dejan el tabaco lo hacen sin fármacos, aunque eso no es algo que se suela publicar, por el sesgo de que muchos laboratorios patrocinan estudios de sus fármacos, pero pocos estudios independientes abordan las estrategias "no farmacológicas" . Y en todo caso, las cifras de tabaquismo con los medios puestos hasta ahora apenas ha bajado (enlace) Consulte a los profesionales sanitarios. Bien, esto suena bien. Pero resulta que los médicos no lo sabemos todo (enlace), o en ocasiones hablamos sin conocer el tema de cerca(enlace), o podemos tener conflicto de intereses (enlace). Por eso, como decía al principio, te corresponde a tí, lector, ponderar argumentos y fuentes. Por otra parte sabemos que mantiene el gesto de fumar y por tanto dificulta el abandono de esta conducta. Preguntemos a un fumador si cambiaría el cigarrillo por un tubito de plástico para"repetir el gesto". No. Lo que nos mantiene el hábito es principalmente la nicotina. Pero el gesto, aunque en pequeña medida, ayuda a perpetuarlo, y por eso, dando la vuelta al argumento, resulta que los cigarrillos electrónicos son preferidos y por tanto más eficaces que otros métodos de dispensación de nicotina.(enlace)

Los cigarrillos electrónicos son mecanismos que sirven para inhalar vapores y eliminar un humo similar al del tabaco. Consiste en un dispositivo eléctrico, con una batería y un atomizador para calentar el aire (lo que calienta es el líquido, vaporizándolo. Es un pequeño detalle del "rigor" del documento en su conjunto) , y un depósito o cartucho que contiene los ingredientes, así como una boquilla para inhalar.


Los ingredientes que contienen los cigarrillos electrónicos son muy variados, siendo el principal de ellos, en la mayoría de los casos, la nicotina. ERROR: el contenido de nicotina varía entre el 0% y el 2'4%, siendo lo más frecuente el uso de 1'1 a 1'8% (obtenemos los porcentajes dividiendo por 10 la concentración en mg/ml, por lo que hablamos de concentraciones de 24 mg/ml a 0 mg/ml, como me recuerda el bloggero yovapeador). La mayor parte del líquido es propilenglicol y glicerina. Para producir el efecto de vaporización y eliminación del humo contienen otros elementos y compuestos químicos, como el propilenglicol. Además se les añaden saborizantes de todo tipo: chocolate, frutas variadas, saborizantes específicos de marcas de tabaco, etc. Muchas estas sustancias están aprobadas para el uso humano, aunque por otras vías diferentes a la inhalatoria  ERROR Tanto nicotina, como glicerina como propilenglicol están aprobadas para uso en inhalación. Sin ir más lejos, el inhalador de nicotina de johnson and johnson contiene las tres sustancias (mira el punto 6, excipientes, teniendo en cuenta que glicerol es otra manera de denominar a la glicerina (enlace). Además todavía se desconoce su seguridad de uso tras calentarlas y al combinarlas.

Un importante tema a tener en cuenta son las sustancias químicas que se desprenden tras calentar todos estos ingredientes y que pasan a formar parte del vapor que se emite. Entre estas sustancias se han detectado, además de nicotina y propilenglicol, otras similares a las existentes en el humo de tabaco, como nitrosaminas, formaldehido, acetaldehído, benzo(a)pireno, partículas PM2.5 y partículas metálicas (sodio, hierro, aluminio, cobre, magnesio, plomo, cromo, manganeso, potasio, zinc y níquel). Algunos de estos compuestos son cancerígenos. ERROR Muchos compuestos de uso cotidiano son, a determinadas dosis, cancerígenos . Lo interesante es saber a qué dosis lo son, y en qué cantidad están realmente en el vapor del cigarrillo electrónico. Y resulta que ninguna está en dosis de riesgo (enlace). Pero si se alega que no hay umbral de seguridad cuando hablamos de "sustancias cancerígenas", entonces resulta que no pasa nada, porque ya a diario estamos en contacto con todas ellas: Buscando cada compuesto en Wikipedia (enlace) encontramos: FormaldehídoAún se utiliza como conservante en la formulación de algunos cosméticos y productos de higiene personal como champúes, cremas para baño y sales iódicas para la higiene íntima femenina. Acroleína: Se pueden formar, pequeñas cantidades de acroleína, y dispersarse por el aire, cuando se queman aceites, árboles, tabaco y otras plantas, gasolina y petróleoNíquel: se encontró que vapear diez veces produce 0,005 microgramos (milésimas de miligramo). Busco información sobre la toxicidad del níquel (enlace) y encuentro esto: los alimentos contienen níquel y son la principal fuente de exposición al níquel para la población general. Consumimos diariamente aproximadamente 170 microgramos de níquel en los alimentos (o sea, cuarentamil veces más que lo que inhalamos en el cigarrillo electrónico) (enlace)  NitrosaminasLas nitrosaminas se encuentran en muchos alimentos, especialmente cervezapescado y sus derivados, y también en los productos de carne y queso preservados con nitritos como conservante Salir a la calle de Madrid nos expone a más partículas PM2,5 que el vapor en una habitación con varias personas usando cigarrillo electrónico (enlace), y comer una patata aporta tanta nicotina como la que se inhalaría en dicha habitación (enlace). Y no nos asustamos por ello.
La presencia de estas sustancias en el vapor del cigarrillo electrónico implica la contaminación de los espacios interiores, nuevamente cae en el error de no decir a qué cantidad algo es contaminante. Como hemos visto anteriormente, ninguna de las sustancias emitidas se acerca a la dosis tóxica.  especialmente si hay varias personas usándolos, lo que se conoce como “vapeando”.

Diversos estudios han mostrado que el consumo de cigarrillos electrónicos puede tener efectos perjudiciales para la salud a corto plazo. En la academia donde yo estudié el MIR, nos decían que en Medicina casi todo "puede" causar casi cualquier cosa, así que si en las preguntas tipo test incluían la palabra "puede" como  opción, la diésemos por cierta. Un paseo por la calle "puede" ser mortal, si te cae una teja en la cabeza. Ir al médico "puede" causar traumatismo si te caes por las escaleras al salir de su consulta. Decir "puede" sin datos no es decir nada. Si queremos datos sobre los efectos a corto plazo, podemos leer lo que espontáneamente refieren, por ejemplo, los usuarios de cigarrillo electrónico amantes del deporte (enlace) 
Estos efectos (¿cuáles?)son debidos a algunos de sus componentes:
■Por un lado la nicotina, por si sola es un tóxico ERROR(ni más ni menos que el café o el agua:(enlace) el veneno está en la dosis)  y una droga muy adictiva eso sí, cuesta dejarla, aunque no tanto como parece, si leemos a Allen Carr. El uso de cigarrillos electrónicos con nicotina conlleva los riesgos propios para la salud de esta sustancia: problemas en el sistema nervioso central, sistema endocrino, músculo-esquelético, sistema respiratorio, aparato gastrointestinal, efectos metabólicos o cardio-circulatorios, La nicotina se une selectivamente a los receptores de acetilcolina en los ganglios autonómicos, la corteza adrenal y el cerebro. Provoca en el sistema nervioso central un efecto estimulante sobre la vigilancia, alerta y rendimiento cognitivo, y un efecto reforzador o de recompensa sobre el sistema límbico, mediado por la vía neuronal del placer. Los efectos cardiovasculares de la nicotina incluyen vasoconstricción periférica, con ligero aumento de la frecuencia cardiaca y la presión arterial, menor que la cafeína(enlace) por ejemplo elevación de la tensión arterial, lesiones vasculares o el infarto.ERROR No hay ni un caso publicado que relacione causalmente el cigarrillo electrónico con el infarto ni con lesiones vasculares. Los efectos en todos estos aparatos son leves y pasajeros  (enlace)
■Por otra parte, hay datos de que el propilenglicol a corto plazo irrita los ojos, la garganta y la vía respiratoria, (esa leve irritación es el llamado golpe de garganta buscado por quienes vapeamos, y no nos afecta a los ojos) no conociéndose todavía todos sus efectos a largo plazoERROR sí se conocen, y son inofensivos (enlace) aunque se sabe que en niños expuestos aumenta el riesgo de asma. ERROR (en realidad, el estudio es una recopilación de datos desde el año 2000, antes de la aparición del cigarrillo electrónico, a 2010, hablando de un ligero aumento de asma en los niños en cuyas casas había altas concentraciones de glicoles en el ambiente). Específicamente dice que no se puede atribuir dicho incremento al propilenglicol.(enlace)  Por otro lado, hay un estudio sobre disminución de infecciones: Décadas antes de que el cigarrillo electrónico fuese inventado, se realizó un estudio por el Dr. Robertson de la Universidad del Hospital de Chicago Billings en ​​1942 sobre inhalación de propilenglicol vaporizado en ratones de laboratorio. Un estudio más a fondo fue publicado en la edición de 1942 de la revista TIME (enlace) del 16 de noviembre. "El Dr. Robertson colocó grupos de ratones en una cámara de rociado de aire, primero con propilenglicol, luego con influenza virus . Todos los ratones vivieron. Luego se pulverizó la cámara con el virus solo. Todos los ratones murieron. "Los investigadores encontraron que "el glicol de propileno en sí fue un potente germicida. Una parte de glicol en 2.000.000 de partes de aire era suficiente. En sólo unos segundos lograban eliminar las concentraciones de aire en suspensión de neumococos, estreptococos y otras bacterias ".Los ensayos clínicos sobre los cigarrillos electrónicos que contienen glicol de propileno se llevaron a cabo en Nueva Zelanda por el Dr. Murray Laugeson de Salud de Nueva Zelanda y se puede encontrar en la página web de Choice SS LLC enhttp://www.eCigarettesChoice.com en la pestaña "Cobertura de los medios de comunicación . " Lejos de representar una amenaza para nuestra salud, el glicol de propileno en los cigarrillos electrónicos sólo puede mantenernos sanos. Estudios adicionales deben hacerse en los efectos de propilenglicol para determinar si puede ser utilizado con éxito como una herramienta de prevención de virus. ¿No sería maravilloso si la mejor prevención contra la gripe estaba justo debajo de nuestras narices todo este tiempo?FUENTE SS Choice, LLC (enlace) El informe del estudio de los 3 años de la aplicación clínica de la desinfección del aire por los vapores de glicol en un hogar de niños convalecientes mostró una marcada reducción en el número de infecciones respiratorias agudas que ocurrían en las salas mediante tratamiento del aire con  propileno y trietilenglicol. Mientras que en el control de las salas sin glicol durante los tres inviernos  se produjeron 132 infecciones, hubo sólo 13 casos en el salas de glicol en el mismo período.(enlace)
■La glicerina es una sustancia grasa que se puede usar por vía oral, pero parece estar relacionada con neumonías graves al utilizarla por vía inhalatoria. ERROR repetido en muchos sitios. Se basa en un caso erróneamente diagnosticado en una mujer con asma que usaba cigarrillos electrónicos, pero dado que la glicerina es un alcohol y no un lípido, la neumonía lipoidea fue debida al inhalador de albuterol que usaba la paciente, que lleva como excipiente ácido oleico (enlace) (enlace) (enlace)

Así mismo, las investigaciones que hasta ahora se han realizado sobre la eficacia de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar no aportan suficiente evidencia. No hay estudios sobre la seguridad y toxicidad de estos productos. Hombre, yo cuento más de cincuenta (enlace) Tampoco han sido aprobados por ninguna agencia de medicamentos. El que quiere tomar cafeína sin hacerlo a base de café, por ejemplo porque le afecte al estómago, toma un producto que a partir de cafeína más excipientes aprobados para uso alimentario  le produce el mismo efecto: se llama Red Bull, y no ha tenido que pasar por aprobación de agencia de medicamentos. El que quiera tomar nicotina sin hacerlo a base de tabaco, porque sabe que el humo del tabaco es la principal causa de muerte en occidente (enlace) (enlace) toma un producto que a partir de nicotina más excipientes aprobados para uso alimentario le produce el mismo efecto: se llama cigarrillo electrónico, y no ha tenido que pasar por aprobación de agencia de medicamentos.

Otra cuestión importante a tener en cuenta desde el punto de vista de la salud pública y la prevención del tabaquismo, es la relación que existe con el consumo de tabaco. Los datos que tenemos nos hacen pensar que se puede convertir en una nueva puerta de entrada al uso de drogas (nicotina, cannabis….). En cambio, los estudios señalan que no sólo no es una puerta de entrada, sino que lo es de salida. (enlace)

La juventud está muy influenciada por la publicidad y por las modas. El cigarrillo electrónico está empezando a usarse en este colectivo bajo la falsa premisa de “salubridad”. Esto puede hacer que disminuya la percepción del riesgo y que se inicien en el consumo habitual de cigarrillos electrónicos, arrastrados también por la presión del grupo por querer usar las últimas nuevas tecnologías. De esta manera, estaremos facilitando una nueva adicción hacia la nicotina, que de por sí sola ya es suficientemente tóxica.  En un estudio reciente con 1300 adolescentes en Estados Unidos, de 43 participantes que habían comenzado a usar cigarrillo electrónico, sólo uno pasó a tabaco normal. Vaya, una incidencia bastante menor que la de inicio espontáneo en el tabaquismo  (enlace) Pero es que además los cigarrillos electrónicos no son una moda fugaz. Son una tendencia creciente. (enlace)

Todas estas cuestiones nos hacen concluir que los cigarrillos no son inocuos, por tanto no son sanos y, al no conocer el alcance a largo plazo de su uso, no debemos recomendarlo. Y mientras tanto la prevalencia del tabaquismo seguirá rondando el 30% (ver gráfica de 1995 a 2012, donde a pesar de los "tratamientos eficaces" y la "eficaz ley antitabaco", las cifras son como veíamos antes casi invariables). (enlace)Tampoco se han de utilizar como método para dejar de fumar hasta que no se apruebe su uso, una vez demostrada su eficacia, seguridad y se hayan establecido las indicaciones y posología, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud: (aquí remito directamente al comentario que hacía más arriba sobre la diferencia entre no recomendar y recomendar que no)

Hasta que los sistemas de liberación de nicotina se consideren seguros y eficaces (ya lo son, o al menos tanto como cualquier producto de uso cotidiano: millones de personas usándolos estos cinco años, y las "evidencias" sobre el daño que pueden hacer no se sostienen... Aunque dado que el principal peligro de los cigarrillos electrónicos está en que los dejemos y volvamos al tabaco, serán bienvenidas todas las mejoras que hagan de ellos más accesibles, cómodos, prácticos y económicos), y de calidad aceptable por un organismo regulador nacional competente (bastaría con el mismo que regula cualquier producto de consumo que incluya advertencias sobre uso en menores y embarazadas, y sobre adictividad de la nicotina, como se hace con las bebidas con cafeína), los consumidores deben ser advertidos fuertemente de no utilizar cualquiera de estos productos, incluyendo los cigarrillos electrónicos”   Para comentar esto, tengo que citar todo este blog...  ;)

Termino con una cita, que suscribo, del profesor Robert West, Profesor de Psicología de la Salud en el University College de Londres:  "La aventura de los cigarrillos electrónicos, ...podría ser,... quizás el avance simple más importante en salud pública de este siglo.Pienso que es una oportunidad demasiado buena como para perderla".

2 comentarios:

  1. Hola, estimado "alter ego", :) Ayer estaba caído el blog. Aprovecho para saludarte y felicitarte, otra vez por esta excelente entrada, no la había leído. Muchas de las referencias que tienes las aprovecharé seguro. ¿Así que para la Consejería de Salud murciana el glicerol es un lípido. ¡Jo...! . Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estoy hasta los mismísimos huevos que los que opinen sobre vapeo sean expertos en tabaquismo. A ver si llaman a gente que sepa de vapeo, no a estos otros que en general no tienen ni idea y actuan desde el prejuicio de "si lleva nicotina y echa humo (vapor, humo, todo lo mismo) hay que ir a por ello

    ResponderEliminar