domingo, 8 de diciembre de 2013

Los sanitarios no recomendamos el cigarrillo electrónico

Una noticia como ésta «Los profesionales sanitarios no lo recomendamos»  a propósito del cigarrillo electrónico, merece algunos comentarios.

Porque, en primer lugar, aunque el titular pueda ser ambiguo,(se puede entender que el conjunto de los profesionales lo desaconseja, o que no saben y no contestan) el contenido de la noticia no lo es. El médico entrevistado (neumólogo, que además dice ser preguntado con frecuencia sobre el tema) realiza algunas afirmaciones con una rotundidad desproporcionada para el escaso conocimiento que dice (y parece) tener sobre el tema.

Y además habla en nombre de "los profesionales sanitarios". ¿En nombre de qué sanitaros habla este señor? No en el de los cardiólogos, al menos. Ni en el de los médicos franceses. Desde luego, no en el mío. Soy médico desde hace catorce años, y uso los cigarrillos electrónicos desde hace cinco. ¿Cómo que no sabemos si sirve o no para dejar de fumar? Que ponga en google "estudios eficacia cigarrillo electrónico", al menos. A quienes lean esta entrada les remito a algunas de las anteriores sobre lo que sí sabemos del cigarrillo electrónico. Lo mínimo que se puede esperar de alguien que seguro es preguntado por muchos pacientes es que se informe antes de contestar.

La lógica, por otro lado, de su frase "la nicotina es un producto que tiene impacto sobre la salud y, por lo tanto, tiene que cambiar la regulación y recibir un tratamiento como producto sanitario" haría que también los cigarrillos de tabaco se vendiesen en farmacia, ¿no?. Y el café, y las bebidas azucaradas, y los alimentos, y el alcohol, y... ¿los vendemos en farmacias porque "tienen impacto sobre la salud"? Me temo que este doctor, y quizá fruto de nuestro tiempo, confunde medicina (una parte) con salud (el todo). A quien le interese, pongo
aquí un enlace de una conferencia reciente del Dr Martí Bosch sobre lo primitiva (técnica en las formas, pero primitiva en el fondo) y en cierto modo regresiva que es la forma actual de afrontar la salud comparada con otros tiempos.

Pero para rematar, cita mal el estudio de la Dra Christina Gratziou, de Atenas, diciendo que encuentra "inflamación o estenosis", cuando lo que dicho estudio encuentra, como explicaba
en una entrada anterior
, era aumento transitorio de resistencia en vía aérea (curiosamente, ni siquiera eso cuando estudió a sujetos con EPOC o asma). Como explicaba también en dicha entrada, ello no era en absoluto alarmante, pues el aumento temporal de la resistencia de vía aérea no es comparable con el daño pulmonar. Por ejemplo, la inhalación de aire caliente y húmedo se sabe que aumenta la resistencia de vía aérea en algunos sujetos sanos, pero ello no implica que la respiración de aire húmedo dañe el pulmón.

Así se escribe la historia.

Lamento que la actual desinformación (transitoria, hasta que el tiempo vaya poniendo las cosas en su sitio) retrase en más de uno el abandono del probadamente tóxico tabaco por "miedo a los vapores".



Con la de abuelas que han recomendado a sus nietos hacer vahos de eucaliptus para la tos sin saber que aumentaban la resistencia de la vía aérea...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario