martes, 26 de noviembre de 2013

¿Es seguro el humo del cigarro electrónico?



Frente a esto, y aunque ya me ocupé hace cinco años de investigar cómo de seguro era el cigarrillo electrónico antes de decidirme a utilizarlo, ahora me planteo ir un poco a las fuentes.

En primer lugar, YA EXISTE un estudio sistemático y amplio, basado en más de 9000 observaciones, publicado en BMC Public Health (dejo el enlace aquí) por el Dr Burstyn, y sus conclusiones son rotundas:

Current state of knowledge about chemistry of liquids and aerosols associated with electronic cigarettes indicates that there is no evidence that vaping produces inhalable exposures tocontaminants of the aerosol that would warrant health concerns by the standards that are used to ensure safety of workplaces. 

El estado actual de los conocimientos sobre la química de líquidos y aerosoles asociados con los cigarrillos electrónicos indica que no hay evidencia de que vaping produce exposiciones inhalables contaminantes del aerosol que justifiquen problemas de salud por los estándares que se utilizan para garantizar la seguridad de los lugares de trabajo.

Exposures of bystanders are likely to be orders of magnitude less, and thus pose no apparent concern.

Las exposiciones de los inhaladores pasivos son órdenes de magnitud menor, y por lo tanto no representan una preocupación aparente.


Más allá de lo dicho, creo que básicamente habría que responder a tres preguntas:

¿Qué parte del humo del tabaco es la peligrosa?
¿Contiene dicha sustancia el líquido para cigarrillos electrónicos?
¿Qué sabemos de la seguridad de las sustancias que sí contienen dichos líquidos?

La primera pregunta tiene ya algunas respuestas conocidas:

Durante la combustión del tabaco, se han detectado más de 4.500 sustancias en el humo, algunas están en fase gaseosa y otras en fase sólida.
Entre las más importantes sustancias tóxicas en fase sólida se encuentran las siguientes: alquitrán, catecol, benzo-a-pireno, 2,4 dimetil fenol, sigmasterol, indol 2, nicotina, fenol, pireno, M y P cresol, P etil fenol, fitosteroles.
Dentro de las sustancias en fase gaseosa: óxidos de carbono, óxidos de nitrógeno, metano, acetaldehído, cianidina de H2 , amoníaco, nitrosaminas, acetona, nitrobenceno, benceno, acroleína, tolueno, acetenonitrilo, butanona, isopreno.
La nicotina es la sustancia responsable de la adicción, además de otras acciones, como se ha comentado anteriormente.
El monóxido de carbono, gas tóxico que se produce en la combustión del tabaco, atraviesa con facilidad la membrana alveolocapilar y se une a la hemoglobina sanguínea. La sustancia resultante de esa unión se denomina carboxihemoglobina (HbCO) y es la responsable de las enfermedades vasculares de los fumadores.
Lo que hace es degenerar las células de la pared de los vasos sanguíneos hasta producir su muerte y éstas quedan acumuladas ahí, formando una fibrosis. Sobre la placa de fibrosis se depositan plaquetas, formándose una placa de ateroma.
Este depósito hace que se estreche la luz de los vasos y no permite una adecuada circulación, con lo que a muchas zonas no llegarán suficientes nutrientes y oxígeno y los productos de deshecho quedarán acumulados.
Este proceso produce numerosas patologías como: cardiopatía isquémica, enfermedad cerebrovascular, vasculopatía periférica, aneurisma de aorta, troboangeítis obliterante e hipertensión arterial, celulitis, etc.
Las N-nitrosaminas son sustancias que actúan sobre la guanina, produciendo una alcalinización que permite la aparición de la timidina. Debido a ésta, los genes que se encargan de suprimir los tumores no podrían hacerlo con lo que se facilitaría el desarrollo de neoplasias en los fumadores.
El benzo-a-pireno, sustancia que se inhala con el humo del cigarrillo, hace que la principal acción de la enzima aril-hidrocarbono-hidroxilasa (presente en las células de la mucosa bronquial) sea introducir oxígeno en su estructura química. Esta acción hace que se formen sustancias con alta capacidad para mutar el ADN y el ARN con lo que se forman células cancerosas o no se destruyen. Esto explica la elevada tasa de cáncer pulmonar en los fumadores.
Las sustancias oxidantes del humo del tabaco actúan a dos niveles del aparato respiratorio: árbol bronquial y vías aéreas periféricas y alvéolos.
Su acción sobre la mucosa del árbol bronquial produce inflamación de la mucosa, destrucción de células ciliadas, hipertrofia e hiperplasia glandular e hiperproducción de moco con características serológicas alteradas.
Su acción sobre el alveolo consiste en aumentar la acción de determinadas células que liberan enzimas que impiden que estas células puedan realizar correctamente su acción defensiva sobre el pulmón.
Entre otras enfermedades provocadas por los oxidantes están la bronquitis crónica y el enfisema.
Estas sustancias son los óxidos de nitrógeno, los óxidos de carbono, los óxidos de azufre, la acroleína, el ácido cianhídrico, el ácido fórmico, los radicales tóxicos del oxígeno (ion superóxido, peróxido de hidrógeno, radical hidroxilo).
Específicamente sobre el peróxido de hidrógeno merece la pena leer un artículo de la revista médica Jano
 Copio a continuación dicho artículo

¿Por qué el humo del tabaco causa cáncer?


JANO.es · 28 Febrero 2008 10:18

Científicos estadounidenses muestran que la sustancia responsable de que las células pulmonares sanas se conviertan en tumorales es el peróxido de hidrógeno 

Investigadores de la Universidad de California, Davis (Estados Unidos) revelan en un estudio que la sustancia culpable de que las células sanas de los pulmones de los fumadores se conviertan en tumorales es el peróxido de hidrógeno -u oxidantes similares-, que se encuentra en el humo del tabaco. El hallazgo se publica en el "FASEB Journal".

Según los autores hasta ahora nadie entendía realmente cómo el humo de tabaco provocaba que las células de los pulmones sanos se conviertan en cancerosas. Este descubrimiento podría ayudar a desarrollar mejores tratamientos para el cáncer de pulmón, comentan. 

 Según explica Tzipora Goldkorn, uno de los autores principales, "con la tasa de cinco años de supervivencia para las personas con cáncer de pulmón a un deprimente 15,5%, esperamos que este estudio proporcione un mejor conocimiento de la identificación de nuevas dianas terapéuticas".
En su artículo, los científicos describen cómo expusieron diferentes grupos de células de las vías aéreas pulmonares humanas en el laboratorio a humo de cigarrillo y peróxido de hidrógeno. Después de la exposición, estas células fueron incubadas durante 1-2 días. 

Posteriormente, estas células, junto con células de vías aéreas no expuestas, fueron evaluadas en relación con signos de desarrollo de cáncer. Las células expuestas al humo de cigarrillos y aquellas expuestas al peróxido de hidrógeno mostraron las mismas firmas moleculares del desarrollo tumoral, mientras que las células no expuestas no las mostraron.

 Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, el tabaquismo es la causa de mortalidad más prevenible y da lugar a más de 400.000 muertes cada año. El tabaquismo es el responsable de la gran mayoría de muertes por cáncer de pulmón al provocar el 90% de todas las muertes por cáncer de pulmón en varones y alrededor del 80% en las mujeres.

FASEB J. 2008 22: 910-917
La segunda pregunta, qué sustancias están presentes en el humo del cigarrillo electrónico, también tiene fácil contestación:   

De todas las sustancias mencionadas anteriormente, la única presente en el vapor del cigarrillo electrónico son las nitrosaminas. ¿Significa esto que por fin hay un dato científico que apunte a la peligrosidad del "humo electrónico"? No tan rápido. Las Nitrosaminas son sustancias que se encuentran comúnmente de forma natural en muchos productos o que se causan por la forma de preparación de los mismos. Es así que encontramos nitrosaminas en el cerdo, el pescado, las carnes curadas (jamones, chorizos, salchichón, etc), como también en la cerveza, los biberones de los bebes, los chupos para bebe, los preservativos (condones) y si seguimos, la lista sería interminable.
Para productos de consumo humano, internacionalmente se acepta una cantidad máxima de 4 microgramos de nitrosaminas por kilogramo, como una cantidad “segura” . El líquido que utilizan los cigarrillos electrónicos contiene 0,008 microgramos de 8 nitrosaminas provenientes del tabaco, es decir está 250 veces por debajo de los niveles aceptados como “seguros”.
En esta tabla veremos los niveles de nitrosaminas especificas del tabaco en varios tipos de cigarrillos y en productos que son sustitutos nicotínicos…


Producto
Nitrosaminas especificas en el Tabaco
NNN
NNK
NAT
NAB
Total
Cigarrillos Electronicos (2)
3.87
1.46
2.16
0.693
8
(Chicle )Goma
de mascar con nicotina  (1)
2.00
No detectado
No detectado
No detectado
2
Parche de nicotina  (1)
No detectado
8.00
No detectado
No detectado
8
Swedish snus (3)




2400
WinstonUS (1)
2200
580
560
25
3365
NewportUS (1)
1100
830
1900
55
3885
Marlboro Nueva Zelanda (3)




6600
Camel (1)
3100
1400
2800
150
7450
Skoal (1)
4500
470
4100
220
9290
MarlboroUS (1)
4300
1800
4900
190
11190

Como podemos ver, la diferencia entre los cigarrillos electrónicos y los sustitutos nicotínicos es mínima mientras es gigantesca entre los sustitutos nicotínicos y los cigarrillos

Componentes del cigarrillo electrónico
Fuentes

  1. Stepanov I, Jensen J, Hatsukami D, Hecht SS. Tobacco-specific nitrosamines in new tobacco products. Nicotine & Tobacco Research 2006; 8:309-313. (Link)
  2. Laugesen M. Safety Report on the Ruyan e-cigarette Cartridge and Inhaled Aerosol. Christchurch, New Zealand: Health New Zealand Ltd, 2008. (Link)
  3. Wahlberg I. Tobacco-specific Nitrosamines in Unburnt New Zealand Tobaccos. Report to Health New Zealand Ltd. Swedish Match, 2004. (Link)
Fuente General
http://www.healthnz.co.nz/EcigNitrosamines.htm

A la tercera pregunta, además de lo que arriba ya afirma el estudio de Burstyn, contesto en la siguiente entrada: La polémica sobre prohibir el uso de cigarrillos electrónicos en hospitales y en colegios.

1 comentario:

  1. Los estudios sobre los cigarrillos electrónicos que dicen algunos interesados que no existen, son evidentes en infinidad de artículos como éste. Éste blog es interesante y deberíamos compartirlo públicamente para que nos dejen seguir vapeando libremente y no se salgan con la suya los poderosos intereses del tabaco, farmacéuticas y políticas. Gracias

    ResponderEliminar